Make your own free website on Tripod.com

Las clases sociales venezolanas para el siglo XIX

 

Las clases sociales del siglo XIX son el producto de una serie de factores importantes, tanto económicos y políticos como históricos, que de una forma u otra influyeron en la formación y proceso evolutivo que sufren a lo largo de nuestra historia. Entre estos factores debemos tomar en cuenta.

1) La economía del país. En un principio esta se basó en una relación de dependencia con España, que mantuvo el monopolio de todo intercambio de mercancía que se realizara en el país. Posteriormente a la independencia, establecemos un nuevo orden económico, dependiente del mercado capitalista mundial. Esto permitió que la antigua estructura social colonial continuara en vigencia durante más de la mitad de este período.

2) La organización política de Venezuela, que durante los primeros años de vida republicana estuvo completamente al servicio de la clase dominante, compuesta por un pequeño grupo de terratenientes-latifundistas. Esto afianzó la situación social del país, impidiendo el surgimiento de líderes populares.

3) Producto de la inequilibrada distribución de los factores de la producción, las clases sociales dominantes absorben más de la mitad del gasto total en todos los productos básicos, condenando de esta forma a los trabajadores y clases dominadas a una vida precaria.

4) El aislamiento económico, que condujo a la exaltación de lo regional y se sintetizó en la figura del caudillo regional. Como es de suponerse, este aislamiento fue en contra de la integración de los sectores populares y las clases dominantes y por el contrario remarcó sus diferencias. Por otro lado los numerosos levantamientos propiciados por los caudillos reflejaron la insatisfacción de los sectores populares.

            Otros factores también definen la constitución de las clases sociales. Uno de ellos, es el referente a la declaración de igualdad en el sentido antirracista, barriendo con las antiguas distinciones de castas, declarada en la Constitución de 1811. Posteriormente, en la Constitución de 1830 se proclaman la igualdad natural del hombre (no la igualdad política), pero crea una auténtica oligarquía, cuyos miembros fueron los únicos en tener acceso a la educación. Esto repercutió de manera significativa, ya que las clases marginadas al no tener ningún tipo de instrucción o especialización en su oficio, no podrán revelarse ante el yugo que la martiriza ni organizar luchas o insurrecciones esclavistas que amenacen al status territorial ancestral. En cuanto a las libertades recogidas por la constitución, se proclama la igualdad, aboliendo el fuero eclesiástico y militar, lo cual posteriormente traerá como consecuencia muchos conflictos. En el gobierno de José Gregorio Monagas se declara por fin la abolición de la esclavitud (24 de marzo de 1854), por razones de orden político, quedando libres 13.000 esclavos y 27.000 manumisos. Otro elemento de notable influencia es la Guerra Federal (1859-1863) que acentuó la desaparición de las barreras étnicas que condicionaban la división de las clases sociales. Este es llamado por Guillermo Morón como democracia social, y para muchos autores la importancia de la Guerra Federal se sitúa en este hecho, es decir, barrió las últimas fuerzas que se oponían a la igualdad racial, al asumir el poder personeros del pueblo raso que de forma imprevista condujeron este comporta-miento social. Este hecho aunque positivo, también llevó a una organización del Estado, ya que el pueblo analfabeta también podía aspirar a dirigir "la casa pública y regular de la Justicia." Por supuesto también lleva a gobiernos posteriores a la Guerra Federal a establecer la educación primaria gratuita y obligatoria.

 

LAS CASTAS Y LOS PREJUICIOS

            Las divisiones, producto del color de la piel o del origen del individuo, estuvieron presente desde el principio de la Colonia hasta el fin de la Guerra Federal, como mencionamos anteriormente. Un ejemplo lo constituye una ley promulgada para 1571, que rezaba: "Ninguna negra libre o esclava ni mulata traiga oro, perlas ni seda, pero si la negra o mulata fuere casada con español, pueda traer unos zarcillos de oro, con perlas y una gargantilla, y en la saya un ribete de terciopelo, y no puedan traer ni traigan mantos de burato ni de otra tela, pena de que se le quiten y pierdan las joyas de oro, los vestidos de seda y mantos que trajeren." Estas leyes tontas, tenían como objetivo establecer, definir y marcar las diferencias que debían existir entre los blancos (por cuyas venas corría la misma sangre de los negros o los indios) y los de otras etnias.

            En Venezuela, se distinguieron 7 castas (José Gil Fortoul) o seis según el criterio del autor, las cuales fueron la base de la desigualdad de la sociedad colonial, a saber:

a) Blancos: dueños de la tierra por repartimientos, de los indios por encomiendas y de los negros en las labranzas, constituyeron la "casta superior". A esta pertenecen los españoles europeos y los hijos de españoles nacidos en Venezuela, en los que se pretendió asociar el color de la piel con la pureza de la sangre, obviando que la raza española es una de las más mezcladas de Europa, producto del asentamiento árabe en la Península y la invasión de los pueblos africanos.

            Los blancos a su vez comprenden tres sectores:

1.a) Blancos peninsulares burócratas: este sector, estaba constituido por españoles no residenciados permanentemente en territorios americanos, enviados por prescripciones imperiales a ejercer cargos burocráticos (Gobernadores, Magistrados, Oficiales Real Hacienda) y a controlar la administración de los recursos fiscales.

2.a) Blancos criollos: podían ocupar posiciones político-solidarias; ellos establecen una estructura agrícola productiva en términos económicos y canales de distribución relativamente liberados de la corona, lo que les otorga poder, prestigio y riqueza. Más tarde compran títulos de nobleza por lo que se les llama grandes cacaos.

            Los antagonismos entre los primeros y los últimos surgen alrededor del Cabildo.

3.a) Blancos llanos o blancos de orilla: compuesta por españoles llegados con su familia en épocas tardías, mestizos entre la raza blanca e indígena, a los que tenían descendencia europea y ninguna negra o bastardos. Desempeñaban oficios serviles.

            Por medio de la Real Cédula, muchos pardos entran a esta casta, hecho muy reclamado por blancos criollos y blancos peninsulares ante el Rey. A los pardos se les negó la educación, y se les restringe de todos los privilegios.

            De los blancos, saldrán los hombres que se levanten en contra del yugo impuesto por la corona, con el solo fin de conseguir el poder político y proteger sus intereses.

b) Los Indios: bajo este nombre, los conquistadores incluyeron a todos los pobladores autóctonos de los territorios americanos. Su situación puede equipararse a la de los negros, es decir, fue la casta inferior, aunque las leyes le reconocieron ciertos beneficios. Se distinguen 3 categorías:

1.b) Los indígenas no sometidos a servicios personales ni al pago de tributos: esta categoría estaba compuesta por poblados considerados dóciles a la conquista, por caciques y sus hijos mayores, los indios alcaldes de poblados y finalmente por todos aquellos que no habían logrado someterse.

2.b) Los indígenas sometidos al régimen de encomienda y pueblos de doctrina: pago indirecto de tributos a través de encomendero. Estaban obligados al servicio personal. Vivían en pueblos y estaban capacitados para mantener propiedad comunitaria sobre tierras.

3.b) Los indígenas sometidos al régimen de pueblos de misión: no dependían de alcaldes de "pueblo español" ni oficiales de la Real Hacienda, por estar sometidos a la autoridad del misionero, dirigido por órdenes religiosas.

            Según su estado de evolución social y de cultura los indígenas se dividen:

Naciones pobladoras de la Cordillera de los Andes.

Naciones pobladoras de la Cordillera de la Costa.

Tribus habitantes de las llanuras y selvas del Orinoco.

c) Los Negros: constituyeron la casta inferior, y fueron explícitamente definidos como "mercancía-productora de trabajo". Al referirse a esta casta Guillermo Boza, en su libro Estructura y cambio en Venezuela colonial, expresa: "Esclavo implicaba de manera necesaria, "negro"; y "negro", en forma indisoluble, suponía naturaleza esclava". Los negros, a diferencia de los indígenas, eran "objetos de propiedad"; propiedad que se extendía sobre la prole de las esclavas, por aquello de "vientre esclavo, engendra esclavo", es decir, el hijo de la esclava era mercancía aún antes de nacer. El esclavo fue privado de toda libertad hasta el punto de existir regulaciones matrimoniales acerca de las uniones entre estos. El objetivo de estas fue el de evitar contacto y contaminación especialmente sexual, entre esclavos y mujeres de castas más elevadas e interferir en toda probabilidad de concientización, organización y rebelión por parte de los esclavos.

            Las rebeliones esclavas en Venezuela fueron muy pocas. La mayoría de estas tendían a ser fugas y gran parte de los esclavos fugados o "cimarrones" tendieron a organizarse en "cumbres" no subversivos ni organizados.

            d) Mestizos: hijos de blanco e indio.

            e) Mulatos: hijos de blanco y negro.

            f) Zambos: descendientes de indios y negro.

            Se distinguen otras castas producto del cruzamiento de los anteriores, como los zambos prietos, descendientes de negros y zambos; los cuarterones, hijos de blanco y mulata; los quinterones, descendientes de blanco y cuarterona; salto atrás, cuando el color del hijo era más oscuro que el de la madre.

            En Venezuela, todas las personas mestizadas (aquellos cuya raza no era pura) se les llamaban habitualmente "pardos". Los pardos, más allá de una casta, fueron una clase social que comprendía a los Mestizos, los Mulatos, los Zambos y otros mencionados anteriormente.

            La población parda no estaba sometida a la esclavitud, pero tampoco podía ocupar cargos públicos, militares, eclesiásticos o posiciones político-solidarias, producto de restricciones impuestas por los blancos, que condicionaban las posiciones condicionales en la época. Esto los llevó a tener puestos intermedios entre los blancos y los indios o los negros, de preferencia del tipo manual, comercial o servil, aunque por medio de la Real Cédula algunos lograron ser dispensados de su condición social mediante pago al fisco real cierta cantidad. La reacción de los blancos fue propuesta de total oposición y rechazo, hecho constatada en numerosas correspondencias dirigidas al Rey.

            Los blancos, sobre todo los criollos, pretenden cada vez más una mayor consideración. Sus privilegios alcanzan todas las manifestaciones del orden social. Se observan numerosos pleitos entablados por familias criollas, lo que demuestra la irritabilidad social a la que se llegó.

            A finales del periodo colonial, se efectúa una polarización entre los pardos, los blancos de orilla y los negros libres, que los conduce a agruparse bajo el término de "Pardos".

            Para finales del siglo XIX, todos los habitantes de Venezuela son mestizos, ya que hasta los criollos, en mayor o menor grado, se habían unido con las otras castas. El sensualismo de la raza española ha sido siempre más poderoso que sus prejuicios y dogmas religiosos.

            Así como los pardos, otras 2 clases sociales se distinguen a principios del siglo XVIII:

            1.- La oligarquía criolla: poseedora de la riqueza.

            2.- La clase de los esclavos: negros, indios y mestizos, esclavos por herencia.

 

CLASES SOCIALES

            Posteriormente a la disolución de la Gran Colombia, la estructuración de las clases sociales no diferirá mucho de la que existían durante la colonia. Es más, se puede afirmar que en lo único que cambiarán es en el nombre que adoptan. Seguirán las desigualdades en el repartimiento de las riquezas y la ausencia de beneficio para la mayoría de la población.

GRANDES PROPIETARIOS TERRITORIALES: es el grupo más representativo de las clases sociales explotadoras. Se alía con la el reducido grupo perteneciente a la burguesía comercial que viene formándose lentamente, y cuya influencia política serán las que manden en la orientación de la Tercera República. Los inlatifundistas fueron de origen múltiple, descendientes de la nobleza territorial ya desaparecida pero cuya forma económica fue mantenida, y de aquello militares que al calor de la independencia fueron arrancando y repartiendo propiedades, despojadas a los blancos peninsulares. El poder de este grupo no sólo radicó en la posesión de tierras y medios de producción - inclusive de los esclavos - sino que también se extendía al aparato estadal,  el cual utilizaban según sus necesidades.

GRANDES COMERCIANTES: otro grupo de gran magnitud estaba representado por los grandes comerciantes o burguesía comercial, que dominaban la importación y la exportación de productos. Eran principalmente extranjeros (ingleses, alemanes y holandeses principalmente). Su poder incrementó a raíz del derrumbamiento de las trabas comerciales de la Colonia y la incorporación de Venezuela al mercado capitalista mundial.

ALTO CLERO (LA IGLESIA CATÓLICA): presente de una manera significativa, se encuentra dentro de un grupo explotador, que estaba lejos de sus conceptos de humildad y atención sobre causas nobles. Era dueña de esclavos, negociaba bienes raíces, participaba en actividades comerciales. La Iglesia Católica a medida que fue avanzando la República, disminuyó su participación, sobre todo cuando es sometida al régimen del Patronato y le eliminan el cobro de impuestos en 1834. A pesar de esto la Iglesia Católica, continuó su actividad explotadora, especialmente con los indígenas catolizados.

SECTOR MEDIO O CANASTILLEROS: eran personas que se dedicaban  a oficios y tareas diversas, destacándose: los artesanos, sombrereros, zapateros, tejedores, carpinteros, ceramistas, etc. Nunca fue una actividad que recibiera una verdadera valorización dentro del aparato productivo. También pertenecían aquellos funcionarios públicos dentro de la Administración, los cuales no poseían bienes ni fortunas, y recibían un pago en salario.

CLASES EXPLOTADAS DE LOS CENTROS URBANOS: eran las personas asalariadas que vendían su fuerza de trabajo en los talleres de artesanía o trabajo doméstico o en los servicios públicos que aparecieron en el siglo XIX, como en la construcción de vías férreas o vialidad en general, alumbrado público, etc.

DE LOS CENTROS RURALES: es el sector mayoritario de la población y el más explotado, aquí se ubican los campesinos y los esclavos.

            El campesino, dependiendo de su participación dentro del proceso productivo, está conformado por diversas categorías, como son: el arrendatario, el aparcero, el pisatario y el medianero.

            El esclavo, fue el segundo componente de las fuerzas productivas del sector rural. Este fue de gran importancia durante la primera mitad del siglo XIX, hasta 1854, cuando se decretó la abolición de la esclavitud.

 

LA ESCLAVITUD

            La esclavitud ha sido practicada por todos los pueblos y gracias a los avances de la civilización han acabado con ella. Durante el período español en Venezuela, existió la esclavitud de los negros y de los indios. Los hombres de la raza blanca y de descendencia europea podían disponer de ella.

            El esclavo negro fue un factor importante en el desarrollo de la economía nacional, ya que contribuían con las siembras, eran peones en las haciendas y desempeñaban actividades caseras.

            Al declararse la independencia de Venezuela y constituirse en República, se puso de manifiesto la contradicción entre los principios de libertad e igualdad que se proclamaban y la existencia de millares de esclavos, a los cuales se les privaba de toda igualdad y libertad. Esta contradicción fue un factor político negativo para la causa republicana. Realistas y patriotas trataban de conseguir el apoyo de los esclavos, ofreciéndoles la libertad. Todo esto explica que la abolición de la esclavitud en Venezuela marchó casi siempre por los caminos de los decretos dictados por el Congreso Republicano, desde 1811.

            El Congreso de 1830 reformó la Ley y estableció que serían libres los esclavos después de los 21 años.

            A partir de 1830 rigió esta Ley hasta el 23 de marzo de 1854, fecha en que el Congreso Nacional dictó la Ley de Abolición de la Esclavitud, puesta en ejecución al día siguiente por el presidente José Gregorio Monagas.

            La promulgación de la Ley de abolición de la esclavitud estuvo precedida por un largo debate en el Congreso Nacional, y de Manifestaciones y documentos del Ejecutivo. Se enfrentaban, el derecho de propiedad de los amos de esclavos y el derecho de igualdad y de libertad proclamado por la Constitución.

 

LA GUERRA FEDERAL Y SU INFLUENCIA

EN LA ESTRUCTURACIÓN DE LAS CLASES SOCIALES

            A los pocos meses del triunfo de la Revolución de Marzo, en julio de 1858, y la llegada de los hombres de marzo al poder no resolvió en nada la situación económica y social del país.

            Todavía quedaba en el pueblo una actitud de desagrado contra el régimen conservador, producto de la crisis económica, política y social del año 46, y de la propaganda liberal que se repartió por todas las regiones rurales.

            El haber continuado igual la estructura social y económica de la colonia, una vez realizada la independencia; la conservación de la esclavitud; el mantenimiento de los latifundios; el predominio de la clase propietaria en el gobierno, son los factores del descontento social y económico.

            El ascenso de Monagas, no resolvió la crisis; sino que al contrario la aumentó. Fue un gobierno altamente personalista, ya que sólo se preocupaba de mantenerse en el poder, y no en resolver los problemas que le habían hecho posible el apoyo del pueblo en su lucha en contra la oligarquía conservadora. El peculado y la malversación de fondos públicos fue una de las principales características del gobierno de Monagas.

            En 1858, el descontento social originó un levantamiento de armas, principalmente en las Provincias de Portuguesa, Barinas y Apure.

            La Guerra Federal, estalla en Coro, el 20 de febrero de 1859, siendo los agentes del movimiento el señor Toledo, cuñado de Falcón, los comandantes Tirso Salaverría y Jesús Hernández, acompañados de cuarenta jóvenes. El 22 legó Zamora y se encargó del mando, aumentó las tropas e inmediatamente se puso en actividad.

            El 24 de febrero se supo sobre la insurrección de Coro en Caracas, lo que provocó la renuncia de los ministros Lucio Siso, Miguel Herrera y doctor Sanoja, quienes fueron sustituidos por Rafael Arvelo, Pedro Casas y el general Soublette.

            Las tropas constitucionales al mando de Febres Cordero recuperaron la ciudad de Coro haciendo prisionero a Arteaga. Pero ya Zamora había partido para el centro. Zamora se disponía a atacar a Puerto Cabello, pero sus fuerzas eran muy escasas, ya que sólo contaba con 800 hombres, fue por ello que regresó a San Felipe la que fácilmente tomó. Allí Zamora aumenta sus tropas a 2000 hombres, pasa por frente a Barquisimeto sin atacarla y en Araure derrota el 5 de abril a las tropas del comandante Manuel Herrera.

            La situación militar era grave para los conservadores. Zamora en los llanos, Falcón acababa de desembarcar contribuyendo al prestigio moral de la causa federal; Caracas, rodeada de grupos federales.

            Zamora organiza sus defensas, y aumentadas sus fuerzas, con 3000 soldados de infantería y 300 jinetes marcha sobre San Carlos. La ciudad estaba defendida por el comandante Benito Figueredo con 700 hombres. Zamora ataca y cae muerto por un balazo en dicha enfrentación.

            La muerte de Zamora debilita a las fuerzas federales. Falcón se hace cargo de las tropas, pero está por muy debajo del papel militar que le toca desempeñar. El 17 de enero de 1860, las tropas federalistas son batidas por el general Febres Cordero en la sabana de Coplé. Falcón junto con Guzmán Blanco, se retiran a Nueva Granada.

            Desde julio de 1861 había desembarcado Falcón. En Churuguara recibió la comisión enviada por Páez para estipular una tregua. Falcón propone la suspensión de las hostilidades.

            Falcón aprovechó esta tregua para reanudar la guerra federal. Para 1862 la situación para los federales se hizo cada día mejor.

            La muerte de Urdaneta determinó que Falcón enviara al centro a Guzmán Blanco, como jefe de los Ejércitos Federales de esta región.

            El 24 de abril de 1863, Guzmán Blanco firmó el Convenio de Coche, el cual en su primer artículo habla que el ejército federal reconoce el gobierno del Jefe Supremo de la República.

            El convenio fue ratificado por Falcón el 28 de mayo y por Páez el 6 de junio de 1863.

            La guerra Federal, afectó profundamente la estructura social del país. Con ella se generalizó el feudalismo y proliferaron los caudillos militares, quienes, después de la guerra, pasaron a ser los jefes políticos y comandantes de armas de las regiones.

 

CLASES ANTIGUAS Vs. CLASES ACTUALES

            La dinámica social de la Venezuela contemporánea y su composición en las clases sociales, esta determinada por un conjunto de transformaciones que se producen en la estructura económica de la nación. La aparición de la actividad petrolera, y la disminución de la agricultura, serán las bases principales de la aparición de nuevas clases sociales, y la pérdida de importancia y poder de otras ya existentes.

            Las clases sociales actuales son:

EL PROLETARIADO: es de reciente aparición en Venezuela, a diferencia de las naciones de mayor trascendencia en el transcurrir del capitalismo. Esta conformada, principalmente por personas que están dentro de los límites extremos de la pobreza. Su origen se vincula con: la construcción de ferrocarriles, la actividad petrolera y la instalación de máquinas en la producción. El proletariado aumenta a medida que avanza el siglo XX, y entre las nuevas y variadas formas de trabajo. Trabajan en las industrias: manufactureras, petroquímicas, siderúrgicas, etc.; empresas de servicios públicos (de carácter privado y estatal): electricidad, acueductos, teléfonos, bancos, construcción, aseo público, comercio, etc.

LA BURGUESÍA: esta clase social, es la que posee, medios de producción altamente tecnificados, así como de grandes sumas de capital; explota las riquezas nacionales y de la mano de obra asalariada, es decir, es la dominadora del aspecto social de Venezuela.

EL SECTOR MEDIO: es la clase social, que se encuentra entre la burguesía y el proletariado. Esta integrado por profesionales (administradores, gerentes, directores) de empresas públicas o privadas, o por pequeños o medianos propietarios de tierras, industrias, comercios, etc.

            Las clases sociales antiguas, sufrieron grandes variaciones, como consecuencia de los cambios económicos que afrontó Venezuela. De una economía agrícola a una petrolera.

            La clase social, conformada por los campesinos, la cual se había fortalecido en 1854 con la abolición de la esclavitud, y pasando a conformar la fuerza productiva más importante del siglo XIX, procedió a emigrar hacia los campos petroleros en busca de empleo y de mejores condiciones de vida (mejores vías de comunicación, servicios públicos,...), es decir, la clase Rural, conformada por campesinos y esclavos (hasta 1854), existente en el siglo XIX, fue bajando en importancia durante los comienzos del siglo XX.      De la enorme cantidad de campesinos que emigraron, muy pocos consiguieron trabajo en los campos petroleros. Muchos quedaron como empleados eventuales, y otros regresaron al campo.

            De igual manera los terratenientes, perdieron importancia, ya que el petróleo daba al país mayor cantidad de dinero, que la agricultura y la ganadería. Lo que trajo como consecuencia, que muchos agricultores y ganaderos, abandonaran su actividad, lo que ocasionó un déficit de productos alimenticios, esenciales para la población, como la carne, frutas, hortalizas, etc. lo que trajo como efecto que el país tuviera que importarlos de otros países. Esto continua siendo un gran problema para nuestro país, ya que la mayoría de los productos alimenticios tienen que ser importados, y teniendo problemas con las reservas internacionales, el país no los produce, teniendo grandes suelos fértiles, aptos para la siembra y la ganadería.

            La burguesía comercial fue una de las clases sociales que no se vio afectada por el impacto petrolero, ya que por el contrario se vio beneficiada. Tanto beneficio como lo tenía antes la "Venezuela agropecuaria". Estas verán su gran poderío, ya no por las exportaciones del café, sino por la gran demanda de productos importados que tendrán gran importancia en la "Venezuela petrolera" llena de gasto público. Actualmente nos damos cuenta de las consecuencias que ocasionó ese malgasto de divisas utilizadas para la importación de gran cantidad de productos, y con la caída del precio del petróleo venezolano, trajo una gran crisis que estamos afrontando, lo que ocasionó también que haya aumentado la pobreza.